Baños Medicinales del Peñón

Los Baños Medicinales del Peñón son muy conocidos desde tiempos precuauhtémicos. En ellos se han bañado Cuitláhuac, Maximiliano de Habsburgo, Porfirio Díaz, Venustiano Carranza, Pedro Infante. El lugar vio tiempos mejores, y durante el Porfiriato recibió un premio internacional que todavía cuelga en una pared. Da coraje que actualmente los Baños Medicinales del Peñón luzcan olvidados, tristones, ocultos en un edificio de departamentos. Su capilla franciscana del siglo XVIII está en mal estado. Se dice que las aguas medicinales del Peñón de los Baños pueden curar presión alta, depresión y hasta cáncer. No hay que dejar de notar el espejo de la emperatriz Carlota en el vestíbulo. Este sitio de baños medicinales –no confundir con aguas terminales ni con baños de vapor– funciona los 365 días del año desde las seis de la mañana. Los Baños Medicinales del Peñón están en Puerto Aéreo 465 esq. Quetzalcóatl, en la colonia Peñón de los Baños. La estación de metro más cercana es Terminal Aérea.